Energia fotovoltaica industrial aislada

Ventajas del Autoconsumo industrial

La instalación de paneles solares en las cubiertas de naves industriales y en los tejados de los edificios permite aprovechar la energía solar para comenzar a producir energía eléctrica y utilizarla en la propia empresa. El mayor o menor nivel de uso de esta electricidad depende de varios factores, entre los que hay que mirar la capacidad de la cubierta para realizar la instalación de las placas solares.
Es necesario conocer bien las necesidades energéticas que tiene la empresa, de manera que se pueda diseñar una instalación solar adecuada para cubrir esas necesidades. Las ventajas que se obtienen con una instalación solar para autoconsumo industrial son varias y resulta adecuado para la empresa considerar esta opción.

Ahorro en la factura eléctrica

No solo se ahorra al realizar la instalación, sino que el uso de la energía eléctrica procedente de una instalación solar permitirá que estemos protegidos de las subidas del precio de la electricidad durante toda la vida útil de la instalación solar. Así, en cuanto comience a producir electricidad, sabremos exactamente cuánto costará el suministro eléctrico durante los próximos años, sin sustos ni subidas.

Aumenta la competividad de la empresa

La empresa puede aumentar su competitividad gracias a un menor coste de la energía eléctrica. La diferencia puede destinarse a reducir ese coste o reinvertirse en otros aspectos de la empresa que pueden hacer que sea más competitiva y presente en el mercado.

Mejora la responsabilidad empresarial y social

Las instalaciones solares están pensadas para ofrecer energía eléctrica limpia, así que no solo se produce un ahorro considerable en la factura de la luz, sino que la empresa se percibe como una empresa responsable y hace que se acerquen más clientes concienciados con el medio ambiente.

Evita la emisión de gases contaminantes

La generación de electricidad mediante una instalación solar evita que se emita una cantidad considerable de gases contaminantes a la atmósfera. Es una pequeña ayuda contra el efecto invernadero, pero a medio y largo plazo puede ser determinante para poder seguir disfrutando de un aire limpio y respirable.
Todas estas ventajas son importantes y hacen que sea muy aconsejable la instalación de placas solares y una instalación solar para utilizar la electricidad producida de esta manera en la industria o la empresa. Ventajas que van mucho más allá del ahorro en la factura de la luz y que ayuda a posicionar mejor la marca y la actividad de la empresa.