Mantenimiento placas solares en invierno

Rendimiento placas solares y cómo mejorarlo en invierno

Las placas solares ofrecen su mayor rendimiento durante los meses estivales, que es cuando existe una mayor cantidad de radiación solar. Pero las instalaciones solares de energía fotovoltaica también se utilizan durante los meses de invierno, cuando la energía solar no es tan eficiente y hay que conseguir más exposición para obtener una cantidad de electricidad similar a la que se consigue en verano.

Pero además, en otoño e invierno cambian las condiciones ambientales y climatológicas, lo que también dificulta la obtención de electricidad durante estos meses en los que el sol no ofrece todo su potencial.

A la hora de realizar el montaje de placas solares hay que tener en cuenta el consumo de electricidad. Sabemos que no es lo mismo utilizar placas solares domésticas para un uso ocasional, como el fin de semana, que la utilización de la energía fotovoltaica para un uso en una vivienda de uso continuo.

Por eso hay que conocer exactamente el consumo de todos los electrodomésticos y elementos que van a utilizar la electricidad obtenida con energía solar. De esta manera se puede realizar un montaje adecuado tanto al uso en verano come en invierno. En invierno nos podemos encontrar con un mayor consumo y una menor producción de electricidad, así que hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la instalación con el instalador placas fotovoltaicas.

Pero las placas solares no son lo único que hay que vigilar para mantener en buen rendimiento de la instalación solar doméstica. Los cables que transportan la energía eléctrica han de ser del diámetro adecuado en cada tramo de la instalación solar doméstica y ofrecer la eficiencia adecuada.

La ubicación de las baterías es importante, ya que durante el invierno se puede producir una bajada de temperatura que provoque una bajada del rendimiento de las baterías. Ubicando estas baterías solares a cubierto se puede evitar que el electrolito se congele y que mantenga su funcionalidad intacta. También es importante optar por unas baterías de gel, que no se congela, si hay riesgo de que esto suceda en invierno.

Y, por supuesto, hay que mantener limpia la superficie de las placas solares, que pueden ensuciarse en caso de lluvia o nieve. Manteniendo limpias las placas solares se puede conseguir una mayor superficie de captación de energía solar en esos momentos de baja radiación solar.

Siguiendo estos consejos se puede conseguir reducir el impacto que supone tener menos horas de exposición solar. Consulte con el instalador de placas fotovoltaicas y él podrá ayudarle a realizar los cálculos necesarios para tener siempre la instalación solar doméstica con el máximo rendimiento.