Placas solares monocristalinas Castellón

Todo lo que necesitas saber sobre los paneles solares Monocristalino y Policristalino

Si estás pensando en realizar una instalación solar doméstica, has de pensar en qué tipo de panel solar te interesa más. Por composición, hay dos tipos de placas solares: los paneles solares policristalinos y los paneles solares monocristalinos.

Entre ambos hay muy poca diferencia realmente, pero se puede considerar que unos son más adecuados que otros debido a distintos factores. Veamos en qué se diferencian ambos tipos de paneles solares.

Paneles monocristalinos

Los paneles solares monocristalinos están formados por celdas fabricadas a partir de un único cristal, que se lamina para crear las células solares. Al ser un único cristal, es más estable y consigue un rendimiento mayor a la hora de captar energía solar y convertirla en electricidad.

El color de la superficie de estas placas solares es oscuro y se identifica fácilmente. Son un tipo de placas solares que ofrecen un rendimiento mayor. En el caso de las placas monocristalinas se produce una media de 180 a 220 watios por metro cuadrado, una cifra bastante importante que consigue un buen rendimiento.

Además, su coeficiente de temperatura, es decir, el tanto por ciento de reducción de producción de electricidad cuando la temperatura sube de 25º C oscila entre el 0,37%/ºC en el caso de las placas solares normales y un 0,29%/ºC en las placas solares de alto rendimiento.

Paneles policristalinos

Los paneles solares policristalinos están formados por distintos cristales de silicio que se funden en un crisol y que forman una pieza compacta que luego se lamina para crear las células solares de las placas solares.

Su eficiencia es algo menor que los paneles monocristalinos, ya que al no ser unos cristales puros, no obtienen toda la energía solar que consiguen los paneles monocristalinos. La producción es de 170 watios por metro cuadrado, lo que lo sitúa por debajo de la producción de los paneles solares monocristalinos.

La resistencia a las altas temperaturas también es algo inferior, ya que tiene un coeficiente de temperatura de -0,41%/ºC por cada grado que pase de 25º, algo superior al que presenta el panel solar monocristalino.

En cuanto al precio, resulta más económico que el panel solar monocristalino, al estar hecho de una mezcla de cristales muy diferentes entre sí, por lo que no es tan puro y ofrece un menor rendimiento.

¿Cuál es mejor para la instalación solar doméstica

Aunque hay poca diferencia en lo que respecta en rendimiento, los paneles solares policristalinos son algo más económicos. Pero si el precio no es un factor determinante, las placas solares monocristalinas pueden ser una buena opción, ya que por algo más de dinero ofrecen un mejor rendimiento y más producción de electricidad.

El rendimiento de los paneles solares monocristalinos puede compensar el mayor precio de estos y mejorar la producción de la instalación solar doméstica o industrial.