Ahorro en la factura de la luz con placas solares

Ahorra hasta un 80% en la factura de la luz

La factura de la luz es uno de los gastos mensuales que tenemos que afrontar en nuestra vivienda. Pero a este gasto podemos restar una buena cantidad de dinero cada mes gracias a la instalación de placas solares y el resto de la instalación solar doméstica.

El ahorro que produce una instalación solar para la vivienda o el comercio puede ser muy interesante y hace que la inversión de las placas solares y el resto de la instalación solar doméstica o industrial sea rápida, en pocos años.

Ahorro en la factura eléctrica

Poner placas solares puede suministrar energía eléctrica a la vivienda o al comercio, eliminando la necesidad de estar conectado a la red eléctrica. Además, también puede hacerse una instalación solar doméstica conectada a la red eléctrica. De esta manera se puede aprovechar la energía ofrecida por las placas solares durante el día y mientras se recibe la radiación solar y la electricidad ofrecida por la red eléctrica cuando el sol se haya ocultado.

De esta manera el sol ofrece electricidad casi durante todo el día y solo se utiliza la energía eléctrica de la red tradicional cuando no hay radiación solar. Esto limita el uso de electricidad por el canal habitual a la noche y momentos de alta nubosidad o lluvia. A consecuencia de esto se puede reducir en un porcentaje muy alto el importe de la factura de la luz.

Como también existe la posibilidad de verter la energía eléctrica que proviene de la instalación placas solares, el importe de esa electricidad que se produce y pasa a la red eléctrica también se resta de la factura. Por eso, el importe de la factura eléctrica mensual puede reducirse hasta un 80%.

Un ahorro considerable que permite que podamos ahorrar mucho cada mes y que se pueda amortizar la instalación de placas solares en poco tiempo, haciendo que en unos años la electricidad producida por los paneles solares sea totalmente gratuita.